El exdiputado Sergio Cedeño denunció que en el asesinato el martes de dos locutores en la emisora 103 FM, de San Pedro de Macorís, actuaron dos personas y no solo José Rodríguez (Joselito), cuyo suicidio también puso en dudas.

Cedeño dijo que testigos le revelaron que luego del tiroteo y asesinato de Leonidas Martínez y Luis Manuel Medina, así de las heridas causadas a la secretaria de la emisora, el presunto segundo autor de los disparos había abordado un autobús de transporte y avisado a un tercero vía telefónica que “ya están en el suelo las dos personas”.

Sostuvo que sobre el hecho hay muchas incógnitas que la Policía y demás autoridades deben ser más transparentes sobre el hecho y despejar las incógnitas que han surgido.

Expresó que éstas son más frecuentes, porque antes del supuesto hallazgo del cadáver de José Rodríguez se produjo un tiroteo que duró alrededor de 10 minutos.

Otros datos que dijo haber recibido es que el cuerpo de Rodríguez presentaba varios impactos de bala y no uno, como se difundido.

En su comentario en el programa "El Gobierno de la Noche", de la Z101, Cedeño dio que el otro hecho es que la Policía no permitió que los familiares velaran el cadáver.

Planteó que ante las incógnitas y denuncias, se forme una comisión con participación de organismos internacionales y del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), para que las investigaciones sobre el hecho se profundicen y transparenten.

Se basó en que el asesinato se produce a partir de la estafa cometida contra Joselito Rodríguez por una mafia que opera en el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), que vende varias veces un mismo terreno a diferentes personas.

No descarta que en el doble crimen puedan estar involucrados personas vinculadas al consorcio azucarero estatal.