Nada en el béisbol necesita ser arreglado, dijo Rob Manfred al tiempo de hacer una serie de propuestas sobre el ritmo de juego, diciendo que este deporte necesita cambiar "para que el béisbol interese tanto a la próxima generación como a la actual".

Manfred participó en una conferencia de prensa de media hora donde propuso una serie de cambios en busca de crear más acción y menos tiempo muerto.

La MLB está negociando con la asociación de jugadores para ver si las propuestas entran en vigencia para esta temporada.

Entre las ideas que Manfred dio están: levantar la zona de strike, eliminar el lanzamiento para la base por bola intencional y modificar algunas cosas sobre la repetición instantánea.

Manfred propuso que los mánagers tengan un tiempo específico para decidir si desafían una jugada o no.

También le gustaría ver "límites razonables de tiempo" sobre cuánto tiempo los árbitros se toman para estudiar los ángulos de una repetición antes de tomar una decisión. 

Admitió que acabar con el lanzamiento para la base por bola intencional no ahorraría mucho tiempo, pero de todas maneras es "tiempo muerto". 

Manfred manifestó que el béisbol ha compilado estudios que muestran que subir la zona de strike un par de pulgadas, hasta la parte superior de la rodilla, crearía más ofensiva, más bolas en juego y más acción. Dijo que la zona de strike ha ido descendiendo en los últimos años, así que elevar la zona en realidad solo sería una manera de restaurar el orden natural, y volver a lo que fue durante mucho tiempo.

Manfred también defendió la experimentación en las ligas menores, con poner un corredor en segunda durante los extra innings, aunque no espera que eso vaya a Grandes Ligas, pero ve útil al menos experimentar.