Todas las personas en el mundo son parte de la solución para llevar acabo los objetivos mundiales (solucionar el cambio climático, la lucha contra la desigualdad y la justicia, eliminar la pobreza extrema...), incluidos los vagos. Así como lo lees. Las Naciones Unidas desarrolló en 2016 "La guía de los vagos para salvar el mundo", para que todos -sin excepción- pongan su granito de arena. A continuación la compartimos íntegra por si el amigo de la prima de tu tío político por parte de tu abuela la puede poner en práctica... ¡y tú también! 

Cosas que puede hacer desde el sofá
  • Ahorre electricidad enchufando los electrodomésticos en una regleta y deconectándolos por completo cuando no los utilice, incluso su ordenador.
  • Deje de utilizar los estados de cuenta bancarios en papel y pague sus facturas en línea o a través del teléfono móvil. Si no se utiliza papel, no es necesario destruir bosques.
  • Comparta, no se limite a hacer clic en “me gusta”. Si ve una publicación interesante en las redes sociales sobre los derechos de la mujer o el cambio climático.
  • ¡Hable alto y claro! Pida a las autoridades locales y nacionales que participen en iniciativas que no dañen a las personas ni al planeta. 
  • Apague las luces. La televisión y la pantalla del ordenador ya emiten una luminosidad cómoda, así que apague las otras luces si no las necesita.
  • Investigue un poco por la red y compre solo en empresas que sepa que aplican prácticas sostenibles y no dañan el medio ambiente
  • Denuncie el acoso en línea. 
  • Manténgase informado. Siga nuestras noticias locales y esté al día sobre los objetivos mundiales en línea o en las redes.
  • Cuéntenos lo que hace para lograr los objetivos mundiales con la etiqueta #globalgoals.
  • ¡Compense sus emisiones de carbono! Ya puede calcular su huella de carbono y comprar crédito climático en Climate Neutral Now (solo disponible en inglés).
Cosas que puede hacer en casa
  • Seque las cosas al aire. Deje que el pelo y la ropa se sequen de forma natural en lugar de encender una máquina.
  • Tome duchas cortas. Las bañeras necesitan más litros de agua que una ducha de entre 5 y 10 minutos.
  • Coma menos carne y pescado. Se destinan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas.
  • Congele los productos frescos y las sobras si no va a poder comerlos antes de que se estropeen. 
  • Fertilizantes orgánicos: utilizar los restos de alimentos como abono .
  • El reciclado de papel, plástico, vidrio y aluminio impide que los vertederos sigan creciendo.
  • Compre productos que estén mínimamente empaquetados.
  • Evite precalentar el horno. 
  • Aísle las ventanas y las puertas para aumentar la eficiencia energética.
  • Ajuste su termostato, más bajo en invierno y más alto en verano.
  • Sustituya los electrodomésticos viejos por modelos que aporten un consumo energético más eficiente y cambie las bombillas de la casa.
  • Si puede, instale paneles solares en su casa. ¡De este modo, también se reducirá su factura de electricidad!.
  • Ponga moqueta. Las alfombras y las moquetas mantienen la casa caliente y el termostato bajo.
  • No enjuague la vajilla. Si utiliza lavavajillas, no enjuague los platos antes de meterlos en la máquina.
  • Escoja una mejor alternativa de pañales. Envuelva a su bebé en pañales de tela o en pañales desechables y ecológicos de una marca nueva.
  • Retire la nieve manualmente. Evite los ruidosos sopladores de nieve, que producen gases de escape, y haga un poco de ejercicio.
  • Utilice cerillas de cartón. No necesitan nada de petróleo, a diferencia de los mecheros de gas fabricados de plástico.
Cosas que puedes hacer fuera de casa
  • Compre productos locales. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo.
  • Compre con cabeza: planifique las comidas, haga listas de la compra y evite las compras impulsivas. 
  • Compre fruta de aspecto raro: muchas piezas de fruta y verdura se tiran por no tener el tamaño, forma o color «adecuados».
  • Cuando vaya a un restaurante y pida marisco, pregunte siempre si sirven marisco sostenible. Que sus negocios favoritos sepan que el marisco obtenido de forma respetuosa con los océanos está en su lista de la compra.
  • Desplácese en bicicleta, andando o en transporte público. Evite utilizar el coche excepto cuando tenga un grupo grande de personas.
  • Utilice una botella de agua y una taza de café reutilizables. De este modo, reducirá los desechos y quizá hasta pueda ahorrar dinero en la cafetería.
  • Lleve su propia bolsa a la compra. 
  • Coja menos servilletas. No necesita un puñado de servilletas para la comida que compra para llevar. 
  • Compre productos de segunda mano. Las cosas nuevas no tienen por qué ser las mejores. 
  • Mantenga el coche en buen estado. Un coche a punto emitirá menos gases tóxicos.
  • Done lo que no utiliza. 
  • Vacúnese y vacune a sus hijos. 
  • Haga uso de su derecho a elegir los líderes de su país y comunidad local.