Inicia este sábado la primera etapa de los playoffs de la NFL con los partidos de Wild Card, donde hay varias preguntas que cambian las expectativas de algunos conjuntos. 

Oakland contra Houston

Oakland no pudo mantener la supremacía en el Oeste de la Conferencia Americana, dando paso a Kansas City Chiefs, quienes van directo a la segunda ronda. Esto se debió, probablemente, a la lesión de Derek Carr, un quaterback que tuvo números para Jugador Más Valioso y no pudo disputar el encuentro final contra Denver.

Los Raiders podrían abrir el partido de este sábado con Conor Cook. 


¿Quién es Conor Cook? Es un muchacho procedente de la Universidad de Michigan State, escogido en cuarta ronda, y vio acción en su primer partido la semana pasada, luego de la lesión de Matt Mcgloin, otro inexperimentado jugador. Cook completó 14 de 21 pases con un touchdown. El jugador se convertirá en el primer quaterback en abrir un primer partido como profesional en unos playoffs.

Houston estaría como local y contará con Brock Oswiler, luego que se tenía dudas de su participación, y quien había perdido el puesto de manos de Tom Savage, pero este se lesionó.

Estos equipos ya vieron acción, con una victoria para Oakland 27-20.

De los ocho partidos celebrados en el NRG Stadium, Houston permitió más de 20 puntos en dos ocasiones y donde permiten para 16.6.

Con la presión que ejerce el apoyador Brian Cushing, Jedeveon Clowney, Vince Wilford entro otros, debe ser un reto grande para Cook.

Oakland intentará correr el balón, un aspecto que Houston ha mejorado. Debe ser una victoria contundente para los Texans que vio practicar este miércoles a su corredor Lamar Miller. Si Oakland quiere mantenerse batallando, debe usar los pases cortos, sin comprometer mucho al novato.

Houston a ganar.

Detroit contra Seattle

Los Seahawks han tenido mucha inconsistencia este año, pero en su hogar han sido un equipo imbatible, donde solo perdieron un partido
en la temporada.

Detroit increíblemente logró defender este año, aunque en los últimos dos partidos el juego de corridas le hizo mucho daño. Para el partido sale cuestionable uno de sus principales defensivo, Ezekiel ansah, lo que es una preocupación.

Seattle ha tenido una baja defensiva también en los últimos dos partidos, sobre todo en el juego de pases donde ellos han sido muy efectivo. Esto probablemente se deba a la ausencia de Earl Bennett, uno de los grandes profundos de toda la liga, si observamos, luego de su salida en la semana 13, la defensiva de Seattle cayó. 

Será un enfrentamiento de dos conjuntos que atraviesan problemas defensivos, Seattle cuenta con un corredor fresco como Thomas Rawl, que como escribíamos anteriormente, creemos que su lesión le dio el descanso necesario para tener éxito en los playoffs. 

La locación debe ser el mejor aliado para Seattle. Esto toma más peso por el clima, se espera que llueva el sábado en Seattle. Estas condiciones los Seahawks la han sabido aprovechar. Con las deficiencias para acarrear el balón de Detroit y ambiente de lluvia, obligaría a Sttaford a pasar el balón y ahí vendrían los errores.

Seattle va a ganar.

Miami contra Pittsburgh

Miami inició la temporada muy mal, luego logró tomar el carril cuando su línea ofensiva fue adquiriendo salud, pero han recibido un golpe bastante fuerte, el quaterback Ryan Tannehill estará fuera indefinidamente, y esto disminuye en gran escala la oportunidad de Miami a llegar lejos.

Pittsburgh es uno de los equipos que mejor avanza el balón, debe ser el equipo ofensivo más temibles en este momento junto a New England. Cuentan con una defensiva decente, aunque con algunas deficiencias. 


La tripleta de Roethlisberger, Le'veon Bell y Antonio Brown, debe ser el mejor trío de la NFL, con ellos es que cuentan los Acereros para avanzar al Super Bowl, que de hecho tienen mucho chance, aunque por ahí anda New England. No debe haber sorpresa acá.

Pittsburgh va a ganar.

NY Giants contra Green Bay

NY Giants han surgido como la sorpresa más agradable en esta recta final, el equipo logró conseguir la fórmula de la defensa, Ben McCadoo ha hecho tremendo trabajo. 

Se enfrentan a Green Bay el equipo que terminó más caliente, atento a ofensiva nada más, atento a Aaron Rodgers, con poca defensa, donde se ubican entre los peores de la NFL. 

En el juego aéreo, Green Bay son penúltimos solo detrás de New Orleans. Con esa actuación defensiva vemos dudas en los predios de Wisconsin.

Los Giants terminaron la temporada siendo terceros en yardas terrestres permitidas, y segundo en puntos permitidos con 17.8 detrás de New England. Jonathan Casillas ha sido una de las principales razones de esa defensiva, lo mismo que el esquinero Janori Jenkins, uno de los mejores en las coberturas.


Debe ser un partido donde se vayan a los bombazos, dos quaterback con condiciones de lanzar el balón, pero la defensa de los Giants deben ser la diferencia del partido. Jordy Nelson debe tener endosado a Jenkins, quien interceptó dos veces a Rodgers en su enfrentamiento de este año.

Green Bay a la defensa ha tenido muchos problemas, Honestamente no se ve quien defienda a Odell Beckham. Por tratarse de uno de los mejores quaterbacks, para muchos el mejor como Aaron Rodgers, sería comprometedor marcharle a Green Bay. En mi caso pienso que los Giants ganan el partido con actuación soberbia de Beckham.