El abogado Julio Cury expresó este miércoles que Ángel Rondón no puede justificar que los cerca de 92 millones de dólares que recibió de Odebrecht fueron por motivo de pagó y no para sobornar a funcionarios para conceder obras a la multinacional.

De acuerdo con el jurista, la cantidad recibida por Rondón coincide con el monto de referencia que los ejecutivos de la constructora brasileña confesaron haber pagado para obtener la construcción de obras en República Dominicana.

“(Rondón) no puede ahora alegar la tonta especie de que se trató de pagos que él habría recibido, porque Odebrecht dijo que esos 92 millones de dólares, que es el valor referencial, fueron para sobornar funcionarios públicos para asegurarse la adjudicación de licitaciones”, indicó Cury.

Rondón, representante comercial de Odebrecht, fue identificado por el Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, como la persona encargada de repartir los sobornos, de acuerdo con información que habría ofrecido el gerente de Odebrecht en el país, Marcelo Hofke, mediante un interrogatorio.

Posteriormente, el abogado de Hofke, Robert Valdez, negó la versión ofrecida por el Procurador, e indicó que su cliente no había señalado a Rondón como el receptor del dinero para los sobornos.

Durante una entrevista en el programa Voces Propias, Julio Cury indicó también que hay por lo menos un exministro que debe estar “con el rabo entre las piernas” por temor a que Rondón señale las personas a las que habría sobornado.

Cury llamó a la población a manifestarse contra la corrupción y la impunidad que, según él, durante cerca de cuatro décadas han permitido a funcionarios crear fortunas que no pueden explicar, y que además exhiben abiertamente.

“Yo lo que quisiese es que el país entienda que esta es una hora de definiciones, es una hora crucial para que todos reclamemos el cese de la impunidad que ha campeado por su fueros”, expresó Cury.