El pícher dominicano Francisco Cordero, uno de los 13 mejores cerradores de las Grandes Ligas, resaltó los esfuerzos de los peloteros de República Dominicana que participaron en el Clásico Mundial de Béisbol del presente año.

Después de felicitarlos por su participación en el evento deportivo, manifestó que éstos se sienten orgullosos por haber participado y representado al país, así como satisfechos por el respaldo recibido de la fanaticada del país.

Sostuvo que éstos dieron “todo por el todo” y batallaron todo cuanto pudieron, pese a que les tocó jugar en la división más difícil, porque los demás equipos también estuvieron integrados por grandes estrellas de sus respectivos países.

El equipo dominicano, dirigido por Tony Peña, jugó en la primera ronda con los equipos de Estados Unidos, Canadá y Colombia. Salió invicto y pasó a la segunda ronda junto a Estados Unidos. Sin embargo, sucumbió tras perder de Estados Unidos y Puerto Rico, por lo cual quedó fuera de competencia.

Al destacar que estos equipos están integrados por buenos jugadores, Cordero manifestó que “por eso dicen que en el béisbol no siempre el favorito es el que gana”, en referencia a que República Dominicana era dado como el favorito para repetir como campeón del Clásico, el cual obtuvo en el 2013.

Pese a ser descalificado “hubo un gran esfuerzo de los peloteros dominicanos”, enfatizó Cordero, al precisar que solo se perdieron dos partidos, que fueron suficientes para la descalificación.

Exhortó que a cada pelotero se le continúe el apoyo a través de sus respectivos equipos en las Grandes Ligas, por entender que son merecedores de elogios.

Expícher Francisco Cordero, entrevista en el programa "En La Mira", de Fidellity 94.1 FM.

No siempre se gana

Para Francisco Cordero, quien acumuló 329 juegos salvados durante sus 14 temporadas en las Grandes Ligas, el evento sirvió para que los dominicanos disfrutaran de buenos momentos y echaran a un lado los problemas.

“Hubo muchas cosas más positivas que negativas con la participación dominicana en el Clásico”, manifestó.

Opinó que el equipo dominicano estuvo integrado por estrellas del béisbol decididas a representar a República Dominicana.

“Cada pelotero quiere representar a su país, y eso hicieron los jugadores dominicanos”, concluyó Francisco Cordero, quien terminó en el 2012 su paso por las Grandes Ligas del Béisbol en los Rojos de Cincinati.