La Federación de Asociaciones de Profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (FAPROUASD) rechazó "contundentemente" la composición de la Comisión de Saneamiento Integral nombrada por el Consejo Universitario para "reestructurar la nómina".

Los miembros de la comisión no deben ser funcionarios electos ni designados, y no deben poseer aspiraciones a puestos electivos mientras participen de esta, aseguró FAPROUASD.

Los profesores argumentaron que, para que la comisión sea equitativa, debe estar integrada por nueve universitarios: dos representantes del Consejo Universitario, dos por FAPROUASD, dos por ASODEMU, dos por los estudiantes y por Manuel Linares en su calidad de miembro de la comisión de diálogo. "Solo así habrá buena fe y voluntad de diálogo y saneamiento", indicó. 

FAPROUASD da un plazo de una semana al Consejo Universitario para acatar la disposición y pide convocar una sesión para enmendar lo acordado.