Washington (EE. UU.).- El senador Jeff Sessions, nominado por Donald Trump para ser su fiscal general, se comprometió este martes a no investigar personalmente a la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, por el caso de sus correos electrónicos o por las polémicas donaciones a la Fundación Clinton.

"Este país no castiga a sus enemigos políticos, este país se asegura de que nadie está por encima de la ley", dijo  Sessions ante el comité judicial del Senado, donde los legisladores evalúan su candidatura para convertirse en el titular de Justicia de EE.UU. en el nuevo Gobierno de Trump.

Unos 1.100 profesores de Derecho en EEUU rechazan al fiscal general de Trump

Sessions aseguró que se recusaría de cualquier investigación que implicara las polémicas donaciones a la Fundación Clinton o los correos de la exsecretaria de Estado, a quien Trump prometió que perseguiría judicialmente y metería en la cárcel una vez que fuese elegido presidente de EE.UU.